Ir al contenido principal

Traducción para el Ser Invisible

Traducción para el Ser Invisible
Carlos Ávila Pizzuto 

   El ser invisible se acomodó a un lado de la niña que en silencio oía lo que en la mesa del comedor los adultos decían. Ello lo notó y agradeció en silencio la compañía que este ser le ofrecía.

    En la mesa estaban tres personas y hablaban exaltadas. Sus gestos eran de gran seriedad como quien quiere expresar su importancia al decir las palabras que buscaban imponer a los otros. Palabras fuertes y llenas de carga emotiva eran las que se decían.

    -¡Ya son demasiados! ¡Miran lo que han hecho! - gritaba uno de ellos, que no parece un tipo agresivo es más, parece el niño bueno del grupo, lleva su ropa bien fajada y planchada y los colores que usa son más bien opacos.  - Han venido a mancillar a nuestra civilización con su odio y su ignorancia. ¡Ya estuvo bueno de tolerar esas migraciones! No valoran nuestra cultura, nos hacen creer que sí, pero es una farsa para luego volarse en pedazos y llevarse cuanto cristiano puedan con ellos. Van a matarnos a todos si no reaccionamos antes... Un Hitler no suena tan mal ahora ¿Verdad?

    -¿Estás hablando en serio? ¿Un Hitler no suena tan mal?- Interrumpe la mujer del grupo, una chica con ropa más viva y que disfruta de un cigarro largo y delgado. - ¡Millones de homicidios contra los doscientos de los atentados de ayer! ¿Te atreves a comparar? Los Estados europeos y los Estados Unidos ¡Símbolos de la evolución cultural! Se han llevado bajo las patas a más personas que cualquier grupo terrorista... ¡Tenemos que tener una visión sistémica! Veamos esto como el resultado de lo que hemos construido... ¿A caso crees que en Siria no se sufre igual?

     -Esas son estupideces ¡Ya lo pasado pasado! ¡Son fanaticadas religiosas de seguidores de un falso profeta! ¡Ahora a controlar a estos putos, ignorantes y resentidos! -Retoma la palabra el primero.

    -Yo lo que no puedo entender es que estén tan preocupados por los europeos, los gringos y los árabes si aquí mismo en México nos faltan 43 y miles más -dice el tercero mientras bebe de su cerveza - ¿Quién se acuerda de ellos? ¡Muy apurados por esos franceses y nuestros indígenas mueren cada día!

     Hablaban, hablaban, hablaban, sus rostros mostraban odio, rabia, desesperación agotamiento pero no podían parar de argumentar.

    El ser invisible se acerca al oído de la niña y le confianza en un susurro que no está entendiendo lo que dicen los adultos.

     -Dicen, -empieza la niña volviendo su rostro hacia el espacio vacío del ser invisible -que están terriblemente asustados y que no se pueden explicar como podemos provocarnos tanto dolor unos a otros. Dicen, que el anhelo que aún brilla en sus corazones de un mundo de amor se está apagando y que el dolor los abruma...

   -Gracias por la traducción querida y ojalá puedas traducirles algo a ellos de mi parte - dice el hombre invisible- diles que he estado en todo el mundo y que todos y todas expresan ese mismo dolor, miedo y anhelo, quizá si lo supieran las cosas serían más fáciles para ellos ¿Pudieras decirles?

   -Lo intentaré, pero debes saber algo, sé traducir su idioma al nuestro pero es muy difícil poder traducir del nuestro al suyo.

     La niña guardó silencio un momento y entonces supo qué hacer. Caminó hacia la mesa donde discutían los tres adultos se detuvo justo donde los tres podían verla, levantó su mirada y sus ojos brillaban como estrellas, los tres fueron quedándose poco a poco en silencio y entonces habló:

   - Lo lamento, debe ser muy triste sentirse tan solos, tan asustados y no saber cómo expresarlo para poder ser consolados, me pasa muy seguido y lo que me ayuda es un abrazo...

    Ella no dijo más, sólo esperó en silencio a ver si la traducción fue comprendida...


ESTA ENTRADA FORMA PARTE DEL: 2ª edición del FUNICONCURSO “Publicación Solidaria”:  Estudiar en FUNIBER

Da Me Gusta  en el botón de facebook abajo para votar por esta publicación. Si gana la Asociación Juntos, Una Experiencia Compartida recibirá una donación de 1, 500 Euros de FUNIBER.


Comentarios

Carlos Avila Pizzuto ha dicho que…
Si le das un Like o un Me Gusta de Facebook, estás votando para que este cuanto gane y si gana. La Asociación Juntos, una experiencia compartida, AC ganará 1,500 Euros

Entradas populares de este blog

Entre el soy humano, no soy virus y la caída de Ícaro

Entre el soy humano, no soy virus y la caída de Ícaro  Por Carlos Ávila Pizzuto     La especie humana, me parece realmente hermosa y maravillosa. Es tan compleja que no puedo ni compararla con algo tan simple como un virus.     Escribo esto en medio de la primera epidemia, que me ha tocado vivir, que nos ha llevado a la mayoría de las personas del mundo a enfrentar una cuarentena prolongada. Son muchas las personas escribiendo sus reflexiones al respecto, desde renombrados filósofos, médico, teólogos, hasta nosotros personas comunes que nos da por bloguear y opinar.    Mi tema de opinión gira en torno a algo que ha circulado en mundo de las redes sociales; la idea de que el ser humano es el verdadero virus y que el virus Covid19 es una defensa del planeta contra el virus llamado humanidad.     Yo en algunas ocasiones he pensado algo similar.    ¿Cómo no pensarlo?     Digo, a nuestra especie se le puede atribuir la devastación de los bosques, selvas, praderas; la extinci

Amor de luna, amor de mar.

Amor de luna, amor de mar.  CARLOS ÁVILA PIZZUTO Necesité de tu perfecto amor y tu perfección había muerto de ausencia. Ojalá lo hubiera sabido porque en la torpeza de mi incipiente ser, creí que tu falta de amor era nacido de la grotesca forma que mi existir tomaba. Estabas muerto y yo espere de tí lo que sólo de la vida puede venir. Sé bien lo que te mató, es justo lo que me arrebata el espíritu. Te mató la falta de amor perfecto de un muerto de ausencia.  ¡Gracias inocente sabiduría!  ¿Por qué agradezco? Anoche la fortuna ha sido generosa conmigo y me mostró algo que te haría falta conocer. ¡Gracias fortuna!  El amor de muertos de amor no alimenta y el amor perfecto no es humano. Así que salí a la calle jalada por la sabiduría y no por mi incipiente mente. Salí buscando el amor perfecto para que alimente el vacío que dejó tu ausencia.  Y cuanto parecía que era un cuento estúpido de hadas creado por un opresor tirano... Llegó. Perfecto. Total. El amor de la lun

LA PRIMERA TERAPIA: EL PROCESO DE CONVERTIRNOS EN PSICOTERAPEUTAS (1)

LA PRIMERA TERAPIA M. Carlos Ávila Pizzuro Psicoterapeuta  Quería decirle: No es que duele es que mata. Quería decirle: El mundo no está bien, La familia está rota, La escuela me tortura, No encuentro mi lugar, Temo lo que amo, Sueño lo que temo y ¡Me traicionaron! Así no debía ser. Quería decirle: Escucha, no hables. Quería decirle: Haz alquimia, Haz brillar mi oscuridad. Quería decirle eso y más. Pero solo lloré. CAP          Tengo ganas de compartir mi proceso de irme haciendo psicoterapeuta y no sé, quizá a alguna persona joven que quiera ser psicoterapeuta o una no tan joven pero que igual quiera empezar este camino, mis reflexiones le pueden ayudar. También tengo ganas de ir conociendo las historias de colegas que quieran compartir su camino conmigo y con quienes quieran leernos. #1     Tenía yo unos 12 años.     Mi mamá me dijo que iba con un orientador vocacional. Dudé ¿No soy muy joven para eso?     Aguardaba en la sala de espera de un psiquiatra psicoanalista, ahora lo sé, en